Volver al sitio

Despedida y bienvenida

por Carolina Riggi

Me despido de mis sufrimientos,

mis rencores, de mis frustraciones, del mal amor, del conflicto, de las peleas, de los insultos,

del falso amor, de los reproches, del victimismo.

Y abro mis brazos para atraer y abrazar la paz, el amor comprensivo, la calma, la comunicación acertiva,

la paciencia, el compromiso, mis deseos, mis pasiones.

Recibo y abrazo a mis hijos, mis padres, mi hermana, mi familia, aceptándolos y respetándolos como son,

sin querer cambiarlos, disfrutando más tiempo con ellos, jugando, escuchándolos, sintiendo sus miedos y sufrimientos y dándoles Amor.

Abrazo a mi niña interior, la calmo, la comprendo, la escucho, la mimo, le digo cuanto la quiero y la valoro. Me reconcilio con ella. La saco a pasear y

a disfrutar, Estoy con ella siempre que me necesite.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar